EL FABRICANTE CHINO DE VEHíCULOS ELéCTRICOS BYD ABRIRá UNA FáBRICA EN TURQUíA

Turquía firmó el lunes un acuerdo de 1.000 millones de dólares con el fabricante chino de vehículos eléctricos BYD para abrir una planta en su territorio, anunció la presidencia turca.

El acuerdo, firmado en Estambul por el ministro turco de Industria y Tecnología, Fatih Kacir, en presencia del presidente Recep Tayyip Erdogan, prevé una inversión de 1.000 millones de dólares.

Según el ministerio, BYD abrirá una fábrica con una capacidad de producción de 150.000 automóviles al año y que generará 5.000 empleos directos.

Todavía no se indicó donde estará ubicada la futura planta, pero según los observadores se espera que BYD se instale en la provincia de Manisa, cerca de la ciudad costera de Esmirna, en el oeste de Turquía, en terrenos donados por el Estado.

BYD inauguró recientemente una fábrica en Tailandia, que ya tiene una capacidad de producción de 150.000 vehículos al año.

La Unión Europea anunció el jueves la adopción provisoria de aranceles adicionales de hasta 38% a empresas chinas fabricantes de vehículos eléctricos.

La implantación de BYD en Turquía permitirá al fabricante de automóviles acceder al mercado europeo sorteando estos impuestos.

Además, el mercado turco está en pleno auge: las ventas de automóviles eléctricos se multiplicaron por nueve en 2023, lo que convierte a Turquía en un mercado mayor que Italia o España.

Turquía cuenta con una reconocida experiencia en el sector de la automoción, con una red de más de 530 subcontratistas. El país atrajo desde los años 1970 a numerosos fabricantes, entre ellos Fiat, Renault, Ford y Toyota.

fo-ach/pta/hgs/mb

2024-07-08T17:20:36Z dg43tfdfdgfd